lunes, 14 de abril de 2008

"Naked Blood", Poesía de lo Extremo

Desde luego los Asiaticos saben como nadie hacer uso del "splatter" mas explícito y malsano para llamar la atención. Si a finales de los ochenta combulsionaron la industria "underground" con la infame saga de "Guinea Pig", el cine asiático siempre ha transgredido las formas y en innumerables ocasiones a echado mano del "gore" más brutal para denunciar la sociedad actual y el mundo en el que vivimos, "Man Behind The Sun" de la cual hable la semana pasada sería un claro ejemplo de ello. En Japón, visionarios como Takeshi Miike o poetas del séptimo arte como Kitano han utilizado la violencia mas descarnada no como pretexto para atraer a los seguidores de las emociones fuertes como hacen otros sino como forma de expresión de conceptos mucho mas globales y reales. A medio camino entre la contundencia de "Guinea Pig" y el simbolismo y la bizarrez del cine de Miike se encuentra "Naked Blood". "Naked Blood" rodada en 1995 por Hisayasu Sato, es una extrañisima y poco convencional cinta "splatter" que contiene alguna de las escenas mas brutales que se hayan podido presenciar nunca en un film.

La película narra la historia de un joven cientifico llamado Eiji el cual crea en su laboratorio una droga llamada "MySon" capaz de sumir en un permanente estado de felicidad a quien la tome. La madre de Eiji es una doctora que suministra un anticonceptivo experimental a tres jovenes. En un descuido, Eiji, introducirá su droga dentro del tratamiento de las tres mujeres y los resultados del experimento tendrán consecuencias mortales. La película es una abstracta y complicada muestra del particular universo de su director, atmósferas opresivas, escenas oníricas mezcladas con la realidad y las miserias de una sociedad japonesa tremendamente exigente, egoista, autocomplaciente, nihilista y en el fondo profundamente sola y depresiva. Eiji vive marcado por la muerte de su padre, también cientifico. El joven vive obsesionado por la idea de ser como el y al mismo tiempo se siente atraido por la melancolía y tristeza de Rika, una de las jovenes pacientes de su madre y portadora de un extraño desorden neuronal que le impide coinciliar el sueño. La película, impecablemente dirigida por Sato, es un extraño y delicado poema de sensaciones cuando debe serlo y una mosturosidad "gore" cuando quiere dejar huella en el espectador.

Una vez que la droga hace efecto en las jovenes, estas en un estado de sobreexcitación permanente llevan a sus últimas consecuencias sus deseos mas primitivos. Una de ellas, adicta a la comida, acaba por devorarse a si misma y otra, enamorada de su cuerpo, se automutila hasta la muerte. Con unas actuaciones notables y una acertada banda sonora, la cual le otorga un grado mas de siniestralidad al metraje si cabe, el film es un inclasificable film que dificilmente puede describirse con palabras y que no dejará indifirente a nadie. Recomendada para amantes del cine de Takeshi Miike, fans del ultragore asiático y estudiantes de medicina con malas intenciones.

Clip de la película (extremadamente solo para mayores de 18):



Nota:




Para saber más:

http://www.imdb.com/title/tt0217679/

2 comentarios:

Psicodeliazombie dijo...

Wauuuuuuuuuuuuuu... esto si se ve tremendo.... Surrealismo, ultragore y underground japones, que mas pedir.........!!!!

Psicodeliazombie dijo...

Wauuuuuuuuuuuuuu... esto si se ve tremendo.... Surrealismo, ultragore y underground japones, que mas pedir.........!!!!