jueves, 3 de abril de 2008

El Teatro del "Grand Guignol", Horror Escenico

Si intentasemos profundizar en los origenes mas remotos del gore, tendríamos que retroceder inevitablemente hasta casi finales del siglo 19 para encontrar la raiz de la que posteriormente derivaría el cine de terror. Si directores como Herschell Gordon Lewis o Ted V. Mikels sentarón los pilares del "splatter" con sus primeras aportaciones al género en la decada de los 60, el famoso teatro Francés del "Grand Guignol" revolucionó la escenificación teatral a finales del siglo 19 con sus polémicas representaciones de torturas y violencia explícita que escandalizaron y fascinaron a buena parte de la élite parisina de finales de siglo. El teatro del "Grand Guignol" se creó en 1897 de la mano del dramaturgo Oscar Metenier, ubicado en un viejo edificio con reminiscencias góticas y concebido en sus inicios como un teatro de representaciones meramente naturistas, las obras del "Grand Guignol" se hicieron rapidamente famosas entre los habituales a las espectaculos teatrales por sus controvertidas historias protagonizadas por prostitutas, drogadictos y seres de la peor calaña que interactuaban con el público utilizando un lenguage tremendamente subversivo para la época. Con semejante carta de presentación no es de extrañar que algunas de las obras de Metenier permanecieran canceladas temporalmente por la censura parisina, hecho que en lugar de perjudicar a largo plazo al "Grand Guignol" le otorgo el status de teatro de culto entre los aficionados Franceses. Con la entrada en la dirección de Max Maurey en 1989, el gran "Grand Guignol" dió el salto definitivo a las representaciones puramente de terror desbancando definitivamente la temática nudista y sexual de años anteriores. El resultado no pudo ser mas éxitoso, macabras representaciones de mutilaciones y asesinatos atraían a los espectadores como abejas a la miel.

Las obras protagonizadas por personajes alterados mentalmente y con comportamientos obsesivos parecían interesar a una sociedad Francesa inmersa por aquellos años en el estudio de la "psique" humana. Durante años sucesivos, el éxito del teatro fue creciendo desmesuradamente, el boca a boca atraía a los espectadoras a presenciar unos espectaculos donde habían hasta desmayos entre los asistentes, hecho por el cual obligó a la contratación de un medico que atendiese los posibles desvanecimientos. El miedo siempre a sido una de las armas mas poderosas y el "Grand Guignol" supo como nadie utilizarlo para su propio beneficio, un nuevo género había nacido.

Con el paso de los años la temática del teatro se fue desviando hasta obras con un componente de drama psicologico mucho mas predominante que el del terror o el gore. De esta manera el teatro fue de mas a menos hasta que en 1962, tras la segunda guerra mundial, el "Grand Guignol" cerró definitivamente sus puertas, en una entrevista ese mismo año al último director del teatro, Charles Nonon, este declaró: "Antes de la guerra todo el mundo creía que las representaciones grotescas del "Grand Guignol" no eran mas que imaginación, ahora desgraciadamente sabemos que estas cosas y muchas peores son posibles en la realidad".

A lo largo de los 60 y 70 muchos son los films que rinden homenaje al "Grand Guignol", de entre ellos quizás uno de los mas famosos sea "Sardu: Bloodsucking Freaks" del 1976 y de la cual teneís una reseña aqui.

Para saber más:

Toda la historia del "Grand Guignol" y más:

http://www.grandguignol.com

1 comentario:

Psicodeliazombie dijo...

Si señores... todo comienza aquí... la locura humana siempre ha sido fascinante. Conocerla y acercarse lo mas posible ha ella es algo natural dentro de nosotros... El Grand Guignol fue el inicio del arte que interactuaba al limite con la locura y los perversos deseos humano... EXELENTE POST...!!!