martes, 4 de diciembre de 2007

30 Dias de Noche o el Anochecer de los Vampiros

Los vampiros parecen los hermanos pobres de los zombies, es increible como un género con tantas posibilidades haya pasado tan desapercibido por las mentes creativas de tanto, directores y guionistas, del mundillo del terror, aunque si tenemos en cuenta aberraciones de los últimos años como "Dracula 2000" o "Vampiros", la verdad, es que no me extraña. Asi en pleno siglo XXI, es de agradecer cualquier nuevo intento por aportar algo de "luz" a tan defenestrado panorama vampirico. Con este propósito llega "30 Dias de Noche", adaptación de la novela gráfica escrita por Steve Niles. Dirigida por David Slade, director del apañado thriller del 2005, "Hard Candy"; En "30 Dias de noche" se cuenta la historia de Barrow, un pequeño pueblo de Alaska que cada año sufre 30 días de total oscuridad. Durante esos 30 días, un grupo de vampiros, nada amigables, sembraran el terror por las calles del pueblo, alimentandose de los pobres pueblerinos, mientras el sheriff y su esposa, en plenas crisis sentimental, acampañados de unos pocos supervivientes, esperaran la llegada del sol, ocultos durante esas 30 noche s ininterrumpidas. Bajo este atractivo argumento, nos encontramos una película muy efectiva, aunque con un resultado un tanto irregular. En los primeros minutos de la cinta vemos como la mayoría de la población abandona la localidad, el día antes de que comienze el mes de oscuridad, solo unos pocos habitantes resisten a una condiciones tan duras, poco a poco se nos van introduciendo a los personajes principales, entre ellos el sheriff Eben Oleson, interpreteado por Josh Harnett ("El Caso Slevin"), el cual, comienza a investigar unos extraños casos de vandalismo en el pueblo, mientras, al mismo tiempo, da con un extraño personaje que le advierte del mal que esta ver llegar. En este punto, el ultimo atardecer irá dando paso a 30 dias de continua oscuridad y a que la sangre comienze a brotar.


El avance del grupo de vampiros se sucede de una manera rapidisima y letal. Los ataques indiscriminados son de una espectacularidad bárbara, lo que demuestra la maestría de Slade a la hora de componer planos imposibles (como cuando arrastran los cuerpos bajo las casas) o la genial toma aerea del pueblo siendo devastado por los vampiros, la mas que merecida calificacion "R" (Restricted), queda fielmente retratada en el enorme nivel hemoglobitico que emana de cada fotograma (solo teneis que echarle un ojo a la escena de la semana para haceros una idea), los fans del "splatter" tenemos, al menos, un buen motivo para ver la pelicula. El diseño de los vampiros es bastante terrorífico, siempre cubiertos de sangre y con un comportamiento mas tipico de los actuales "infectados" de 28 Dias Despues o la última, "[Rec]". La claustrofobica atmosfera esta muy bien conseguida, aunque se echa de menos una fotografía un poco mas oscura ya que el recurso que brinda esta total falta de luz durante 30 días no esta del todo aprovechado (vease la propia "[Rec]" sin ir mas lejos, o la estupenda "The Descent").


Tras el brutal ataque, los supervivientes encabezados por el sheriff y su esposa lucharan por sus vidas a resguardo del peligro que les espera fuera y tras aproximadamente media hora de film excelente, comienzan los problemas. Los personajes parecen teletrasportados de una parte del pueblo a otra, como de una viñeta de comic, sin mediar explicación alguna, este caótico montaje ,contagia a un guión, en el que empiezan a aflorar incomprensibles incoherencias, que ,poco a poco, hacen que nuestro interes en la cinta se limite a contar los minutos que quedan hasta la próxima muerte. Personajes irrelevantes y mas planos que una mesa de planchar, como Billy, el compañero del sheriff Eben, que aparece los diez primeros minutos y luego despues, al final de la pelicula, cuando ya a nadie le importa un carajo que fue de él. Por otro lado, el extraño hombre que advierte de la llegada de los vampiros, el único verdaderamente interesante, desaparece a los veinte minutos de metraje de manera absurda. Esta falta de definición argumental viene provocada por la ausencia total de respuestas (¿quienes son los vampiros?, ¿de donde vienen?, ¿que es lo que quieren?) y la necesaria complicidad del espectador, para que no se cuestione, incongruencias como que los días pasen de diez en diez, que la barba de Josh Harnett apenas crezca en 30 días o que el estado mental y fisico de los supervivientes sea el mismo, pasado todo ese tiempo. Llegados a este punto, el final no puede, sino parecernos una auténtica patochada pseudo-romantica filosófica, cuando con lo unico que nos hemos quedado durante mas de hora y tres cuartos es con lo malos que son esos vampiros y la millonada que se han gastado los de efectos especiales en sangre de pega.


Pese a todo esto, la película se deja ver, el ataque de los vampiros es brutal y algunas escenas impactantes sobresalen por su crudeza, una pelicula perfecta para una sesión de tarde agazapado bajo una manta a resguardo del frío y la lluvia invernal. ¿Sera "30 Dias de noche" para el genero vampirico lo que "28 Días despues" para nuestros queridos zombies?, el tiempo lo dirá.

Nota:




Para saber más:
http://www.imdb.com/title/tt0389722/

2 comentarios:

Catare dijo...

Bueno, la peli no está mal. En los primeros 25 minutos sólo pasa una cosa...¡ABSOLUTAMENTE NADA! Transcurrido ese tiempo lo que nos queda claro es que los vapiros definitivamente no saben respirar por la nariz. Toa la puñetera peli con la boca abierta, y no es por que no les quepan los piños en el buzón. Por lo demás, veo alguna referencia al Drácula de Stoker, la cual me sirve para darte una explicación al personaje "raro" que aparenta saber mucho de los vampiros, pero que luego desaparece y no se vuelve a saber nada de él. Drácula se sirve en la novela de un sirviente repugnante come-bichos, R.M. Renfield, que es quien le va preparando el terreno para su viaje a Londres. Ben Foster, el forastero que llega al pueblo parece estar haciendo de este personaje según mi opinión.

Montadito dijo...

Pues a mi me ha gustado bastante. La fotografía es brutal, y las escenas de acción son la leche.
Mola lo indefenso que te sientes. Si te pillan no puedes escapar. Con los zombies tienes alguna oportunidad, pero con estos "tios" no ...