jueves, 8 de noviembre de 2007

Ir al Cine en los Tiempos que Corren

Hace unos dias en el blog que tiene en el diario "El País", el director Nacho Vigalondo (el cual recomiendo con fervor su lectura), leí un articulo acerca de la presentación en los EE.UU (como diría Urdaci) de su película, "Los Cronocrimenes". Dicha presentación iba a tener lugar en una famosa cadena de cines afincados en Austin (Texas) llamados "Alamo Drafthouse".
Tras leer su articulo e informarme gracias a mi amigo "Google" sobre esta cadena de cines, creo que me voy a encadenar a la primera farola que encuentre y no me soltare hasta que no hagan un cine de estos en mi ciudad. Para los que no los conozcan los "Alamo Drafthouse" son un tercio sala de cine, otro tercio restaurante y el otro teatro.
Además de la amplia oferta de estrenos cinematográficos que ofrecen estas salas, estos estrenos vienen acompañados con la posibilidad de comer, cenar o simplemente tomar una copa, rodeado de una decoración cinéfila al 100%, mientras estas viendo la película . Las amplias salas, equipadas con barras delante de las butacas como si fuera un bar, hace que la experiencia se equipare a la de estar viendo un estreno en tu propia casa, pero con los mas avanzados medios audiovisuales y en un entorno distendido pero controlado por los camareros y los responsables de las salas, para que no se combierta aquello en una verbena de pueblo (lo cual ocurriría por estas tierras de dios). Otro enorme punto a su favor es la proyección continua de avances en forma de trailers o de pequeños clips relacionados con la película que se va a exhibir, por ejemplo, si vas a ver el remake de "La Matanza de Texas" te pondrán en antecedentes con pequeños trailers o montajes de los filmes anteriores antes de que empiece la cinta.
Además de los últimos estrenos, charlas, conferencias, actuaciones en vivo y todo tipo de actos, en los "Alamo Drafhouse" también se realizan festivales temáticos como el "Fantastic Fest", una semana dedicada a la scfi y al terror, el "Sing-Along" dedicado a la proyección de musicales y videoclips donde los espectadores serán protagonistas de un show interactivo donde tendrá la oportunidad de cantar y bailar las canciones.
Algo parecido a lo que se realizo estos días en Madrid y Barcelona con motivo del aniversario del musical "The Rocky Horror Picture Show". También curioso es el "Food & Film" donde se sirven menús especiales relacionados con la película que se proyecta, por ejemplo, que echan "Las Tortugas Ninja" pues menú todo de pizzas, que echan "Zatoichi", pues todo comida japonesa y sobre todo el "Rolling Roadshow Tour" donde se ofrece la posibilidad de ver una película al aire libre en alguna de las localizaciones donde fue filmada, casi nada.
Desde luego en estos tiempos en los que la piratería están en boca de todos, estos cines devuelven la magia a lo que es ir al cine a ver una película o simplemente a hablar sobre ella con amigos o conocidos, Mucha gente y yo mismo incluido, pagaríamos gustosos la entrada para disfrutar de una experiencia tan única como la que ofrecen los cines "Alamo Drafthouse", haber si aprenden y toman nota los llorones quejosos de que luego la gente no vaya al cine.


Para saber más:

Articulo del blog de Nacho Vigalondo
http://blogs.elpais.com/nachovigalondo/2007/10/contra-la-pirat.html

Pagina oficial de los cines "Alamo Drafthouse"
http://www.originalalamo.com/

3 comentarios:

Catare dijo...

Eso de comida temática en los cines ya lo tienes aquí en Zaragoza. Bueno muy temática temática no es, pero que yo recuerde la vez que fuimos a ver "Freddy vs Jason" solo faltaba ver el menú: la gente comiendo helados de cucurucho, perritos calientes PIZZAS que no panninis.

SLOT dijo...

Es que cuando fuimos a ver esa peli, les teniamos que haber servido a los crios una buena racion de ostias, por que, jodo, fue de vergüenza.
Seguro que hacen un cine de estos aqui y aquello se combierte en un botellon.
No obstante, el "Alamo" este debe ser una pasada, otro sitio al que ir antes de morir.
Voy a echar la quiniela, por si acaso, jeje.

Reverendo Gore dijo...

No deberían llamar a los sitios "Alamo", y menos si es un cine. La historia siempre se repite, y no me apetecería tener que enfrentarme al ejercito mexicano mientras veo una película y estoy cenando...