martes, 25 de marzo de 2008

Aquellos Maravillosos "Posters" (I) De Guerreros, Brujas y Hechiceros

Seguro que habeís escuchado y utilizado innumerables veces en vuestras vidas las expresiones: "Las apariencias engañan" o "No hay que juzgar un libro por su portada". Pues bién, en lo referente al cine de terror y la ciencia-ficción hay que tener siempre bien presente estas afirmaciones porque ¿a cuantos nos ha pasado ir al videoclub y alquilar esa película que pensabamos que sería un auténtico peliculón solo por la portada?. Increibles ilustraciones de monstruos aterradores, "aliens" venidos del espacio exterior, gerreros legendarios luchando contra brujas y demonios... Si hay una razón por la cual me aficione de pequeño a escudriñar aquella sección del viejo y rosoño videoclub del barrio, dedicada al cine de terror , sin duda fue el disfrutar de esas caratulas de aquellos extraños "vhs" a los cuales solo los "frikis" como yo tenían el valor de acercarse, aútenticas obras de arte muchas de ellas que intentaban desesperadamente disimular los penosos valores de producción de los films a los que acompañaban, al fin y al cabo, es bien conocido que la mejor manera de vender un producto intragable es con un bonito envoltorio. Esto parecían saberlo muy bién los productores de aquellas sonrojantes "explotations" ochenteras nacidas a rebufo del enorme éxito de "Conan: El Barbaro" alla por 1982. Los videoclubs de medio mundo se vieron inundados de cochambrosas cintas fantásticas protagonizadas por guerreros, brujos, amazonas y todo tipo de extrañas criaturas. Muchas de estas "conan-explotations", cintas de ciencia-ficción inspiradas en todo tipo de juegos de rol y comics, coqueteaban sin tapujos con el "soft-porn" y el "sexplotation" mas descarado para atraer la atención del publico. La importancia de un reclamo que comenzaba por intentar destacar lo máximo posible en las estanterias de cualquier videoclub de barrio. Asi la saga Norteamericana "Deathstalker (1983)", con nada menos que tres secuelas a lo largo de los ochenta, ocultaba sus lamentables cualidades técnicas tras unas espectaculares portadas, con ilustraciones mas propias de un videojuego o un comic, donde musculosos guerreros, en posición de ataque, se batían el cobre contra desproporcionadas criaturas o compartían escenario con atractivas amazonas.

Desde Italia, entrañables oportunistas como Joe D´Amato o Ruggero Deodato también sucumbierón a esta particular "conan-explotation". El primero con "Ator el Poderoso (1982)" y posterior secuela que ofrecían lo mismo o peor que sus coetaneas Americanas, esperando a que algún incauto se dejase llevar por sus épicas ilustraciones de portada. Ruggero Deodato por su parte invirtió todas sus fuerzas en un aceitoso combinado de barbaros y espadas magicas protagonizado por dos culturistas gemelos que parecían recien sacados de un videoclip de los "Village People". Alquilar "The Barbarians (1987)" y que no se empezara a cuestionar tu opción sexual por semejante portada era mas dañino a largo plazo que el visionado de semejante esperpento de película.

Menos mal que para subsanar ciertos comentarios malintencionados también existía la posibilidad de alquilar la saga "Barbarian Queen (1985)", protagonizada por la malograda reina del destape Americano de serie-z Lana Clarkson, esta especie de versión femenina de "Conan" no engañaba en absoluto con esas portadas repletas de exuberantes amazonas que ya avisaban de lo que te ibas a encontrar al ver el film, historias de fantasía epica al servicio de todo un desfile de pectorales y posaderas femeninas celebres por aparecer en portadas de "Playboys" y similares. De igual factura, la Alemana "Amazons (1986)", escondía tras su despampanante portada todo un aluvión de sexo gratuito y mediocridad de esa que tanto nos gusta en este tipo de producciones.

Y es que aunque no es oro todo lo que reluce, lo que mola un poster de "Deathstalker" en tu habitación y que todos tus invitados te pregunten por el peliculón que debe de ser solo por semejante dibujo.

1 comentario:

Psicodeliazombie dijo...

Jejejejeje.... Que tiempos aquellos... apesar de el mal gusto del bodrio visto al dejarce seduciur por el poster, echo de menos los vhs's...!!!

gran articulo amigazo...!!!