domingo, 21 de octubre de 2007

Con nombre propio: Frank Henenlotter

Hoy me gustaría hablaros de un director bastante poco conocido dentro del mundillo del terror pero que pese a su escasa filmografía, nos regaló autenticas locuras dentro de la serie-b mas, casposa y bizarra. Con motivo del estreno a finales de este año de su nueva obra en 15 años, me gustaría repasar su corta pero exitosa trayectoria. Frank Henenlotter fue un devorador del cine trash de los 60 y 70, los films de "explotation" y "sexplotation" que se proyectaban en sesión doble en los auto-cines Newyorkinos fuerón la mayor de sus inspiraciones a la hora de confeccionar las que serían sus mas exitosas películas: la saga "Basket Case", mi favorita "Brain Damage" y "Frankenhooker".

Henenlotter recurrió a las míticas sesiones de "Grindhouse" para confeccionar su primera obra en el año 1982: "Basket Case". Rodada con pocos medios y de una manera casi amateur, Henenlotter recurrió a una imagineria sucia y feista, en un topo de colores sepia que acentuaban el marcado carácter serie-b de la cinta, para contar la historia de Duane y su deforme hermano Belial, dos gemelos siameses en busca de venganza contra los médicos que los separarón al nacer. Mientras Duane tiene la apariencia de un joven normal, Belial es una masa deforme de carne que se oculta en una cesta de mimbre, la cual, lleva su hermano a todas partes con el en su interior. Bajo este delirante argumento, se suceden las escenas gore realizadas de un modo completamente artesanal, en las que Belial ataca sin compasión a los incautos vecinos y transeúntes que fisgan en su cesta o causan algún tipo de molestia a su hermano. Como si se tratase de una metáfora freudiana, el "ello", escenificado en la figura de Belial no puede reprimir sus instintos homicidas, mientras la parte consciente (Duane) no puede hacer nada para paliar los ataques de ira de su deforme hermano. La película, aunque vilipendiada por la critica rápidamente se convertiría en obra de culto por parte de los aficionados a la serie-b. "Basket Case" tuvo dos secuelas bastante prescindibles: "Basket Case 2 (1990)" en la cual los hermanos se refugiaban en una casa repleta de criaturas deformes aisladas del mundo exterior y "Basket Case 3: The Progeny (1992)" en la que Belial era capaz de tener descendencia.

Entre su opera prima y la secuela de esta, Henenlotter dirigió la que para mi fue su mejor obra.
"Brain Damage (1988)" cuenta la historia de Brian, un joven dependiente de un ser con forma de cerebro sin cuerpo llamado "Elmer". El parásito ser inyecta una sustancia alucinógena en Brian con la cual lo somete a su voluntad, dirigiéndole a los mas bajos fondos Newyorkinos en busca del alimento favorito de "Elmer", cerebros humanos. Bajo esta metáfora sobre el abuso de drogas y los efectos negativos que tienen sobre la juventud se esconde un film tremendamente divertido, rodado con muchos mas medios y con unas interpretaciones mas que decentes. "Brain Damage" probablemente sea la película mas profesional de toda la filmografía de Henenlotter y el sarcasmo e ironía de Elmer lo convierten en uno de los monstruos mas carismaticos del universo gore.

En 1990, el mismo año que el estreno de la secuela de "Basket Case", Frank Henenlotter dirigió "Frankenhooker", una revisión cañalla en clave gore del mito de Frankestein. Sin perder el denominador común de sus obras anteriores, Frankenhooker nos cuenta la historia de un joven estudiante de medicina, que al fallecer su novia en un tremendo accidente (del que solo se salva su cabeza), decide devolverla a la vida reconstruyendo su mutilado cuerpo recurriendo a diferentes partes cosechadas de prostitutas. El problema vendrá cuando una vez revivida, su novia se corporte como una mujer de la calle más, masacrando a los incautos clientes que se acerquen a contratar sus servicios. Frankenhooker es la obra mas desapercibida de toda la filmografia del director aunque no por ello se le puede considerar la peor, la cinta es un divertimento ideal para disfrutar entre amigos de una buena sesión nocturna de cine trash.

A día de hoy, poco se sabe de la vuelta a las pantallas de Henenlotter. "Bad Biology", su primera película en 15 años se encuentra todavía en post-producción de momento solo han trascendido el poster oficial y la sinopsis de la misma. "Bad Biology" trata sobre dos jóvenes, un chico y una chica que tras varios perversos y malsanos encuentros sexuales dan a luz a una horrible criatura. Como se puede apreciar en este tremendo argumento. el toque maestro de Henenlotter no a perdido ni un ápice de locura en estos 15 años de inactividad de un director que ha sabido como nadie reflejar el espíritu del cine trash setentero y el gore mas artesanal, gracias a personajes como Elmer o Belial, convertidos ya, en autenticos iconos y señas de identidad del cine underground mas casposo de los ochenta.

Para saber más:

"Frank Henenlotter"
http://en.wikipedia.org/wiki/Frank_Henenlotter
http://www.imdb.com/name/nm0376963/

1 comentario:

Stella dijo...

Hola wapo! Las de Basket Case no las he llegado a ver contigo, pero la de Brain Damage sí y era más rara que un perro verde jeje. ¿Elmer no era una especie de babosa? No sé si me confundo con otra... Sobre la última de este hombre (no la que acaba de hacer) me da la sensación de que el tema de la novia muerta y rehecha o semiresucitada es muy típico en este género. ¡Que se intercambien los papeles ya!